relaciones a distancia

Cómo mantener una relación a distancia con una chica

El amor es impredecible e inesperado. Nos enamoramos involuntariamente y, de hecho, no hay barreras para el amor. Aunque veamos en la distancia un obstáculo inquebrantable, aquí te damos algunos ‘tips‘ para mantener con normalidad una relación a distancia.

1. Hablad todos los días por teléfono. Si tu chica está muy lejos de tal manera que no puedes verla todos los días, ni todas las semanas, ni tan siquiera todos los meses, cread una rutina de llamadas a diario para mantener el contacto y escucharos por voz, eso reforzará vuestra relación. Además, hoy en día, gracias a las redes sociales como WhatsApp, es muy fácil mantener un contacto continuado con cualquier persona y desde cualquier parte del mundo, esté donde esté. Por ello, te recomendamos que os contéis todo lo que hacéis y os enviéis fotos a diario. A pesar de ello, insisto en la importancia de hablar por teléfono cada día, ya que no es lo mismo mantener una conversación en que el feedback es inmediato y por voz que por WhatsApp, donde la respuesta se da cuando se puede y por escrito. Aun así, hoy en día, WhatsApp nos permite mandar notas de voz instantáneas. Es todo un privilegio y, el que no quiere tener una relación a distancia, es porque no quiere; las facilidades son máximas. ¡No te asustes si te has enamorado de una chica que vive en otro país!

2. Visítala cada vez que tengas fiestas. Puedes sorprender a tu chica yendo a visitarla cada semana santa, o cuando tengas vacaciones de estudios o trabajo y en verano. Podéis organizaros para turnaros y pasar largas temporadas juntos

3. Viajad. Aprovechad el verano para hacer escapadas juntos a cualquier lugar, ya sea a su país o ciudad o al tuyo.

4. Hablad por Skype. Si el problema recae en la falta de sexo, podéis utilizar el Skype a diario para hacer lo que os apetezca, la ‘cam’ sólo la veréis tu y ella. De este modo os desahogaréis y viviréis la sexualidad el uno con el otro de manera diaria sin tener que recurrir a terceras personas y poner en riesgo vuestra relación.

Ya veis que no hay barreras para el amor. De todas formas, esta situación será siempre pasajera. En un futuro, al acabar los estudios o encontrar un trabajo en el país donde decidáis vivir, podréis empezar a vivir vuestra historia en carne y hueso.