relaciones abiertas

Embarcarse en una relación abierta por Internet

Si con el tiempo la pareja se vuelve monótona, cansa. Tal vez antes pero ahora no todos están hechos para vivir en el sufrimiento eterno de tener que soportar a la pareja como dice el lema “hasta que la muerte los separe”. Pero lo cierto es que en cuanto se pierden la ilusión algunos tiran la toalla, lo dejan. Se van con otra o con otro en el caso de las mujeres. Sin embargo hay personas que aun sin deseo de dejarlo plantean posibilidades de mejoras e incluso posibles cambios. Para bien, se supone. Y es que algunos apuestan por las relaciones abiertas. Sí. No se cortan. Lo manifiestan como un grito de guerra. Como algo más bien semejante a la necesidad. Se lo dicen claramente a su mujer. Que nada, que el tema requiere de alguien más y que por qué no prueban a ver si funciona. Si es que les da resultado como les está pasando a muchas personas. Cierto eso no es mentira. Las relaciones abiertas por internet a través de los sitios de citas en muchas parejas funcionan como válvulas de escape. Y se dan.

Muchos optan por ello. Incluso hay quienes manifiestan que le son de gran utilidad dada la confianza que exige. Dado el valor que se requiere para decir claramente las cosas. En tal sentido para ello sin embargo es fundamental que las dos partes estén de acuerdo con el nuevo escenario que en adelante habrá de tener la relación. Deberán aceptar si es que deciden aceptar que por parte de los dos la puerta está abierta para que entre un tercero y un cuarto. Puede ser complicado pero puede también que funcione como algo liberador.

¿Pero qué son las relaciones abiertas? En pocas palabras es tener una relación sin que ello impida tener otras parejas. Es decir si decides establecer una relación formal hombre-mujer, en una relación abierta cualquiera de los dos puede tener otros ligues y no por ello sentirse culpable o sentirse que está traicionando. Suena interesante si lo planteamos como una opción libre de las parejas pero puede resultar frustrante también si comienzan a despertar sentimientos nuevos. Esto quizá ocurra en caso se hayan tenido toda la vida relaciones de tipo formal.

Y el cambio afectará en mayor medida si la pareja da ese paso sin absoluto convencimiento. Y es que en el mundo de las relaciones abiertas para que no haya sorpresas todo deberá quedar claro. Si se tendrá una relación abierta por un tiempo determinado. Si no se debe comunicar ningún cambio o qué pasará si una de las dos partes decide no continuar. No es un tema fácil tener una relación abierta.

Más que nada porque si una parte lo hace a fin de complacer a la otra antes que por buscar también su satisfacción el sufrimiento estará más que asegurado. Es evidente que tener relaciones abiertas no es algo que sea para todos. Hay que estar mentalmente preparado. De la misma manera que para todos tampoco son las relaciones que se basan en la monogamia.

Leave a Reply